Es obvio que en un mundo globalizado hay muchos beneficios en hablar más de un idioma: viajes, comunicación por muchos medios, negocios, etc. Pero estudios psicológicos indican que hay además ventajas cognitivas. Los cerebros de las personas bilingües operan de manera diferente que los de los monolingües y, estas diferencias, ofrecen varios beneficios mentales. Muchos de estos beneficios son aparentes en personas que usan estos idiomas de manera regular, sin embargo, aún a edades maduras, el aprender un otro idioma puede proporcionar los mismos beneficios

Hablar otro idioma mejora el funcionamiento de tu cerebro forzándolo a reconocer, negociar significados y comunicar en sistemas diferentes del lenguaje. Esta habilidad mejora tu capacidad para negociar significados para resolver problemas en otros ámbitos también.

Los multilingües son hábiles para “switchear” entre dos sistemas del habla, de escritura y de estructuras. Esta habilidad malabárica les permite también un mejor desarrollo de la función ejecutiva de enfocarse mejor sin distraerse en otras cosas. También, son mejores en “multitasking”.

Varios estudios han demostrado que los adultos que hablan dos o más idiomas tienen menos probabilidades de adquirir demencia o Alzheimer. Desde luego, existen otros factures, pero este, parece ser consistente.

Mejoría de la memoria. Los multilingües parecen recordarse mejor listas o secuencias.

Mejores niveles de percepción. Un estudio de la Universidad de de Pomeu Fabra, indica que los multilingües son mas observadores y enfocan más en información relevante y editan lo irrelevante.

Mejoran las habilidades de toma de decisiones. De acuerdo a un estudio de la Universidad de Chicago, los bilingües tienen a tomar decisiones más racionales, ya que pueden pensar en un segundo idioma y ver si las conclusiones iniciales permanecen.

Los bilingües generalmente son más adaptables a diferentes situaciones. Tienen más confianza y autoestima en situaciones diferentes.

En resumen: beneficios cognitivos, académicos, de personalidad, culturales y para el empleo.